FIDACAM | jujuvalenzuela
1
archive,paged,author,author-jujuvalenzuela,author-1,paged-2,author-paged-2,cookies-not-set,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1300,footer_responsive_adv,hide_top_bar_on_mobile_header,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-16.7,qode-theme-bridge,disabled_footer_bottom,wpb-js-composer js-comp-ver-5.5.2,vc_responsive
 

FIDACAM (Federación Intersectorial de Autónomos de la Comunidad de Madrid) saluda la celebración de la Cumbre del Clima de Naciones Unidas (COP25), que se desarrollará en Madrid del 2 al 13 de diciembre, acontecimiento que abordará las grandes tareas que el cambio climático exige para salvar a nuestro planeta, inmerso actualmente en un grave peligro de deterioro, tal como ya han expuesto a la luz pública tanto la ciencia como los expertos medioambientales.

Los autónomos españoles generan 893.096 empleos (70% pertenecientes al sector servicios), sin embargo su proyección está plagada de enormes dificultades que se comprueba en la tasa de fracaso de las nuevas incorporaciones en el corto y medio plazo. En un reciente estudio de Eurostat (Oficina Estadística de la Unión Europea) se describe que un 47% de los trabajadores autónomos, sin asalariados, a los tres años de empezar a rodar sus negocios tienen que cerrarlos.

La actual parálisis política nos ofrece un penoso escenario donde los políticos discuten sin llegar a ningún acuerdo. Mientras, los datos de julio suministrados por  el Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social nos dicen que la afiliación al Régimen Especial de Trabajadores Autónomos ha registrado la mayor caída de afiliación de autónomos desde 2009 con un récord de descenso de 24.826 autónomos, lo que implica una media de 800 autónomos diarios. En la Comunidad de Madrid, la caída en julio ha supuesto un 0,7%; y es la mayor caída del Estado en términos absolutos, con un descenso de 2.733 trabajadores autónomos.

Los trabajadores autónomos madrileños están siendo inspeccionados minuciosamente por Hacienda, y en especial los que declaran ingresos mileuristas, aquellos que declaran menos de 12.000 euros anuales, que en la Comunidad de Madrid son el 38,2% del total del colectivo, también las rentas declaradas en el régimen de módulos que en la Comunidad de Madrid, Cataluña y Asturias estiman que son más sospechosas.

Metidos de lleno en el verano, la mayoría de los trabajadores autónomos madrileños y del resto del Estado contemplan este tiempo con la tristeza de no poder disfrutar del merecido relax y disfrute, lo cual se convierte en un derecho sin contenido. Por este motivo, la salud y la conciliación familiar sin descanso se debilitan.