FIDACAM | El Gobierno recula y retrasa implantar la cotización según los ingresos
543
post-template-default,single,single-post,postid-543,single-format-standard,cookies-not-set,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1300,footer_responsive_adv,hide_top_bar_on_mobile_header,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-16.7,qode-theme-bridge,disabled_footer_bottom,wpb-js-composer js-comp-ver-5.5.2,vc_responsive
 

El Gobierno recula y retrasa implantar la cotización según los ingresos

Cuando parecía que todo iba a ir rápido en lograrse la cotización según los ingresos, el Gobierno ha frenado su ímpetu y relega la medida, así que el 85% de los autónomos que cotiza por la base mínima tendrán que esperar no se sabe cuántos meses para ver en qué acaba todo. El Gobierno lo ha dejado claro, los autónomos cotizarán más para mejorar sus prestaciones y aunque está muy bien el lema de que los que ganan menos coticen menos y los que ganen más coticen más, esto aún no está claro cómo se concretará, más allá de la típica declaración de intenciones. Al colectivo se le exige que para tener prestaciones dignas se rasque más el bolsillo, en definitiva que trabaje más para ganar más y pagar más, esto supone menos descanso y más estrés, por consiguiente menos salud, lo cual significará demandar más prestaciones, más costes a la Seguridad Social, y en este círculo vicioso se ha instalado todo el asunto de las cotizaciones.

Desde FIDACAM consideramos que debería tenerse en cuenta cual es el marco que acompaña al trabajador autónomo en su día a día, sería conveniente recordar algunos de esos aspectos, aunque sea de modo colateral:

Las bajas por enfermedad de los autónomos son seis veces menos que las de los asalariados. Las prolongadas jornadas laborales de los autónomos son hasta 8,7 horas más por semana que las de los asalariados (siendo el colectivo que menos déficit genera a la Seguridad Social, 200 euros menos que los asalariados). Para el colectivo de los autónomos de la hostelería el horario ya se eleva a 49,7 de media (se incluyen festivos, fines de semana y temporada alta). La pensión media de jubilación de los afiliados al Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA) es de 718,75 euros mensuales, unos 500 euros por debajo de los afiliados al Régimen General. De 1.000 euros de ingresos hay que deducir prácticamente la mitad en cargas fiscales y costes, unos 800.000 autónomos están cotizando por una base superior a sus ingresos reales. Actualmente, el paro de los autónomos, después de siete años de su aprobación, apenas lo perciben un 1% de los autónomos, beneficiándose al respecto la Seguridad Social de los millones de euros que recauda de los autónomos por ese concepto y no lo emplea en ayudar a quien por derecho lo solicita.

Sin comentarios

Publica un comentario