FIDACAM | Las precarias condiciones de trabajo dificultan la conciliación familiar de los autónomos
1250
post-template-default,single,single-post,postid-1250,single-format-standard,cookies-not-set,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1300,footer_responsive_adv,hide_top_bar_on_mobile_header,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-16.7,qode-theme-bridge,disabled_footer_bottom,wpb-js-composer js-comp-ver-5.5.2,vc_responsive
 

Las precarias condiciones de trabajo dificultan la conciliación familiar de los autónomos

Sobre el papel, la conciliación familiar está contemplada en la Ley de Reformas Urgentes del Trabajo Autónomo de 2017, pero en realidad son muchos los factores que impiden que esa conciliación se pueda realizar. Las largas y agotadoras jornadas laborales, por ejemploel horario de los autónomos de la hostelería registra una media de 49,7 horas semanales, trabajan en festivos, fines de semana y temporada alta. Se estima que unos 850.000 autónomos, el 27% destinan más de 50 horas semanales en su actividad económica. Si tienen empleados a su cargo, el porcentaje asciende al 34%. El excesivo horario no facilita la vida familiar y el ocio compartido, en definitiva, dificulta la socialización y educación de los hijos.

Desde FIDACAM, Federación Intersectorial de Autónomos de la Comunidad de Madrid, valoramos algunas medidas lanzadas por el Gobierno que han suavizado ligeramente la situación, las prestaciones asignadas son bastante escasas para que los autónomos sientan el estímulo de acogerse a ellas sin que se vea afectada su actividad económica, lo cierto es que en la mayoría de los casos sí se ve afectada porque los ingresos dependen de que trabaje. Al autónomo ponerse enfermo es un obstáculo en su día a día, por eso aguanta al máximo antes de recurrir a una baja por enfermedad, Al autónomo, por su estrés en el trabajo se le complica coger vacaciones, no puede desconectar, no apaga el teléfono ni puede dejar de contestar los correos. En consecuencia, el colectivo de los autónomos todavía dista mucho de incorporar a sus vidas el derecho a la conciliación familiar. Se constata que 4 de cada 10 autónomos y autónomas tienen que acortar su baja de paternidad o maternidad para no ver reducidos sus ingresos.

Hace unos pocos meses, concerniente a la conciliación familiar, Unicef comparó en un informe, las políticas de 41 países de la OCDE y la Unión Europea. A la cabeza de esos derechos están Suecia, Noruega e Islandia, seguidos por Estonia y Portugal, mientras que España se situaba en el puesto 14. En este terreno aún queda mucho camino por andar para que podamos tener una sociedad mejor conciliada y más feliz, que en definitiva esa debería ser la preocupación de quienes nos gobiernan. 

Sin comentarios

Publica un comentario