FIDACAM | El problema de salud de los trabajadores autónomos
1122
post-template-default,single,single-post,postid-1122,single-format-standard,cookies-not-set,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1300,footer_responsive_adv,hide_top_bar_on_mobile_header,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-16.7,qode-theme-bridge,disabled_footer_bottom,wpb-js-composer js-comp-ver-5.5.2,vc_responsive
 

El problema de salud de los trabajadores autónomos

Son muchos los organismos de la salud que vienen alertando sobre las enormes dificultades de toda índole que acosa a los trabajadores autónomos, hechos evidentes que repercuten en su salud personal y en el ámbito de la familia. Trabajar como autónomo implica pasar muchas horas en solitario. Sin redes de apoyo en el ámbito local, sin ayuda externa, este hándicap les obliga a cargar con una pesada responsabilidad, y a pasar por situaciones que les desbordan y son difíciles de gestionar.

Según datos oficiales sobre siniestralidad laboral y condiciones de trabajo, un 2,5%de los autónomos sufre un accidente grave frente al apenas 1% de los trabajadores por cuenta ajena, los trabajadores por cuenta propia trabajan una media de 8,2 horas más a la semana que los asalariados, el porcentaje de trabajadores autónomos que declaran sentirse exhaustos al final de la jornada roza el 44%, una cifra superior a la de los asalariados, los autónomos tienen más dificultades para desconectar del trabajo fuera de la jornada laboral y casi la mitad ha trabajado estando enfermo.

A todo esto se le añade la inestabilidad económica, la dificultad de acceso a recursos financieros, humanos y técnicos, la falta de tiempo para reciclarse profesionalmente y actualizarse, la grave morosidad causada por los elevados plazos de pago de algunos clientes, la incertidumbre que provoca la precariedad social en situaciones de paro, jubilación y enfermedad, el estrés, la desprotección del patrimonio privado…Este cuadro real de circunstancias lastra su competitividad y en muchos casos les exige la realización de un sobresfuerzo para mantenerse a flote, aguantando contra las cuerdas, dando una falsa impresión de que son de otra pasta o que gozan de una formidable salud de hierro.

Sin comentarios

Publica un comentario